sábado, 16 de octubre de 2010

Mimos salvajes



De nuevo preguntas
Cuál fue la oración
Que me falto?

En donde quedo la señal
Que por mi frente no paso
Los golpes de pecho
Los asuntos de confesionario
Los vestidos blancos.

Castigos inmisericordes
De un gran ser
Desconocido no por mí
Más si por usted.

Castigos, torturas
Alaridos y malos destinos
Dolor, hedor
Más parece cementerio
O infierno terrenal
Con secretos de horribles confesionarios.

No hay misión
El camino el castillo desvió
No era la casa de Dios
Sino la casa del horror
Entre chillidos ensordecedores
Y aun de calumnias
Hablan de un Dios castigador.

Mil señales y oraciones
Cuantas veces la biblia se escribió
Cambiando lo que de verdad existió?
Si no haces mil señales en el teatro
No ganas premio el domingo
No serás bendito
No serás digno?
No serás seguro mimo juguetón
Mintiéndole a una nación
Aprendiendo las reglas sociales
Para ser un mejor impostor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada